¿Conoces el Castillo de Drácula en Rumanía?

/ / Europa, Viajes
castillo de Dracula

¿Sabías que puedes conocer el Castillo de Drácula en Rumanía

Una leyenda se oculta entre las montañas de Bucegi y Piatra Craiului, a unos 30 km de Brasov, en Rumanía. Se trata ni más ni menos del Castillo de Bran, un punto de interés turístico que atrae a miles de turistas por su misterio y su historia relacionada con el Conde Drácula. 

Sus torres y torreones, construidos en lo alto de una roca de 200 metros de altura, impresionan a cualquiera. Sus orígenes se remontan a 1211, cuando los Caballeros de la Orden Teutónica construyeron la 1ª fortaleza, pero no fue hasta 1377 cuando fue documentado por primera vez en un acta que emitió Luis I de Hungría, en la que concede a los sajones de Kronstadt (Brasov), el privilegio de construir una Ciudadela en su interior, convirtiéndose así en un verdadero castillo, cumpliendo las funciones principales de comercial y defensa. 

Durante los siglos siguientes, perteneció a otomanos, valacos, familias reales, entre muchos otros. Finalmente, a comienzos del s. XX, el Castillo de Bran comenzó a formar parte de la actual Rumanía, como residencia de la reina María que finalmente heredó la princesa Ileana. Más tarde fue capturado por el régimen comunista,pero en 2005, el Gobierno Rumano aprobó la restitución de la propiedad a Dominic von Habsbur, el hijo y heredero de la princesa. El 1 de junio de 2009 la familia Hasburgo abrió el castillo restaurado al público como 1º museo privado del país.

castillo de bran

La leyenda de Drácula

Este misterioso lugar, está rodeado de la famosa leyenda en torno al mito de Drácula del escritor Bram Stoker, el que según muchos fanáticos dicen que se inspiró en el príncipe valaco Vlad Drăculea para dar vida a su famoso vampiro. Conocido como “El empalador”, debido a que fue un gobernante despiadado y el castigo principal era el empalamiento. Respecto al nombre de “Drácula (Drăculea)” se cree que su padre creó la Orden del Dragón, una orden secreta dedicada a las guerras cuyo emblema era un dragón asociado con el símbolo del diablo. El escritor nunca visitó este lugar, pero se dice que pudo ver un dibujo del mismo que le inspiró para dar vida a la residencia de su personaje.  

Entre sus muros, podemos encontrar una habitación dedicada a Bram Stoker con la leyenda de Vlad el Empalador y el mito de Drácula. 

El Castillo de Bran

Más allá de ser el “Castillo de Drácula”, es un lugar imprescindible y maravilloso para visitar en Rumanía. Todo un museo abierto que muestra el arte y mobiliario donado por la reina María, como muebles, armas, armaduras de los s. XIV a XIX, entre otras joyas y obras dignas de ver en su interior. Además, en su parte inferior se encuentra un pequeño museo al aire libre con estructuras tradicionales de los campesinos rumanos de todo el país. 

Es considerada como una de las propiedades más caras del mundo, estimada en 140 millones de dólares. El castillo alberga unas 60 habitaciones conectadas entre sí por pasadizos subterráneos y a las que se puede acceder a través de estrechas escaleras. 

¿Lo conocías? Descubre los destinos más espectaculares en con Vivenzzia. 

Comparte esta vivencia

Debes ser identificado introducir un comentario.